Contacto

 

hola@tastyhour.es

  • Facebook
  • Instagram

Suscríbete a la newsletter ¡no te pierdas nada!

Todos derechos reservados @tastyhour2019

Nuestra historia

Saving food for good

¡Tiramos 3 veces más comida de la que cualquiera de nosotros comerá en toda la vida! A escala mundial, el desperdicio de alimentos es responsable de un tercio de nuestras emisiones de carbono.

 

¿Porqué es eso? Porqué cuando los alimentos terminan en un vertedero, se desintegran liberando gases de metano que contribuyen al efecto invernadero que conduce al calentamiento global.

 

Empezamos con el sector de la panadería porque los excedentes son inherentes a este tipo de negocio: ¿volverías a una panadería si todas las noches se quedaran sin nada? Además, ¿a quién no le gusta un dulce de vez en cuando?

 

Creemos que Tasty Hour es más que un servicio de rescatado de alimentos. Entregamos sonrisas a su oficina gracias a una nueva experiencia de desayuno en torno al desperdicio de alimentos y la sostenibilidad de nuestro sistema alimentario.

 

Queremos empoderar a todas las generaciones para que sean parte de nuestra meta de cero desperdicio alimentario para el 2030, cambiando la manera que vemos el excedente. Creemos en un sistema sostenible de alimentos con cero desperdicio.

El equipo

Léa

Al crecer en Francia, uno de mis recuerdos favoritos fue ir a la panadería. Mi madre y yo íbamos todas las noches a comprar una barra de pan para el día siguiente.

 

Una y otra vez, veía las piezas intactas de mis pasteles favoritos que se tiraban al cerrarla tienda. Siempre estaba tan triste, incapaz de entender por qué tuvieron que tirarlos con solo un día de edad.

 

El recuerdo de que esto sucedía justo en frente de mis ojos revivió cuando me mudé a Barcelona y vi que arrojaban una mesa llena de pasteles.

 

Me molestó tanto que decidí hacer un cambio, por eso creé Tasty Hour.

Wilfredo

Llegué a valorar la comida mucho más que nunca después de vivir en muchos países diferentes, incluida China, donde hice de mochilero por todo el país visitando comunidades remotas a lo largo del río Amarillo. Sus recursos limitados significan que cada grano de arroz se valora valiosamente.

Y luego, la crisis alimentaria en mi país de origen, Venezuela, me convenció de que tenía que hacer algo para cambiar la forma en que la gente ve la comida. 

Unirse a Léa en su misión de rescatar comida buena era solo una evidencia. ¡Estoy aquí para cambiar la forma en que la gente ve losexcedentes de comida! ¡Podemos hacerlo juntos!